Los reportes de ésta mañana acerca de las fallas en los procesadores Intel que reducen significantemente su desempeño le pegaron duro a su credibilidad pero sobre todo al valor de las acciones de la compañía. Intel ha respondido oficialmente a los reportes llamándolos “incorrectos” e “imprecisos”, también han mencionado que planeaban discutir el hecho ésta misma semana.

La falla hace posible para un usuario ordinario y a procesos acceder a datos que se encuentran el los mecanismos y arquitectura internos del procesador, especialmente a la memoria Kernel. Las posibilidades de que actores maliciosos pudieran tomar ventaja de dicho fallo son numerosas y desafortunadamente no hay una solución sencilla que no implique reducir significativamente la velocidad del procesador.

En el comunicado “debido a los reportes incorrectos de los medios” Intel escribe:

Recientes reportes de que estos fallos causados por un error son únicos a los productos de Intel son incorrectos. Basados en los análisis que tenemos, muchos tipos de dispositivos de cómputo -de muchos fabricantes y sistemas operativos- son suceptibles.

En otras palabras, no sólo somos nosotros. Esto parece a simple vista una desviación del problema pero también es posible que el error sí vaya más allá del hardware de Intel. Por lo menos si así fuera, otras compañías ya están enteradas de l problema, de hecho Intel dice que estaba por hacer un anuncio conjunto con algunas de ellas.

Intel está comprometida con su producto y la seguridad de sus consumidores y está trabajando con otras compañías de tecnología incluyendo a AMD, ARM y diversos desarrolladores de sistemas operativos para lograr un acercamiento general de la industria y resolver éste problema de la mánera más pronta y constructiva.

Intel y otros vendedores habían planeado discutir éste problema la siguiente semana cuando más actualizaciones de software y firmware ya estuvieran disponibles.

Podemos esperar más detalles oficiales entonces, o por lo menos actualizaciones en los contratos de uso para evitar demandas millonarias hacía las principales compañías de tecnología que seguro ya se están cocinando algunas.

Intel minimizó el golpe al desempeño en su comunicado: “Contrario a los reportes cualquier impacto al desempeño es dependiente de la carga de trabajo y por consiguiente imputable directamente al usuario sin embargo no debería ser significativo y será mitigado con el tiempo”.

Suena bien pero sin duda alguna será medido cuidadosamente en las pruebas de desempeño y explicada en detalle, algunos setup y aplicaciones seguramente serán más afectados que otros.