Analizamos el Sony Xperia XA2 Ultra, un dispositivo de enormes proporciones, pero con pequeños detalles a considerar.

Históricamente, Sony siempre ha ofrecido una de cal y otra de arena. Por una parte, teníamos dispositivos de dimensiones ínfimas como los Compact y por otra parte teníamos los titanes Ultra. Esta generación no va a ser menos, y es que Sony ha vuelto al campo con el Sony Xperia XA2 Ultra

El Sony Xperia XA2 Ultra es un teléfono con muchos matices y que hay que saber cogerlo. En tiempos anteriores, los Ultra eran equiparables a los Note de Samsung en tamaño, y hoy en día que abundan las pantallas grandes, vemos cómo el fabricante japonés lo ha vuelto a intentar. La cuestión es si lo ha conseguido.

Características del Sony Xperia XA2 Ultra

Análisis del Sony Xperia XA2 Ultra: un gigante, pero no un titán

Repasamos las características principales del Sony Xperia XA2 Ultra. ¿Qué nos ofrece?

  • Pantalla | 6″ IPS LCD Full HD (1920 x 1080) de 16:9.
  • Dimensiones | 163 x 80 x 9.5 mm
  • Peso | 221 gramos.
  • Procesador | Qualcomm Snapdragon 630 Octa-core a 2.2 GHz Cortex-A53.
  • GPU | Adreno 508.
  • Sistema operativo | Android 8.0 Oreo con la capa de Xperia.
  • Memoria interna | 32GB / 64GB de memoria interna ampliables con tarjetas micro-SD.
  • Memoria RAM | 4GB.
  • Cámara trasera | Único sensor de 23 Mpx f/2.3 con flash LED y grabación a 4K.
  • Cámara delantera |16 + 8 Mpx con flash LED con Ultra gran angular. f/2.4.
  • Batería | 3580 mAh con carga rápida.
  • Conectividad | Wi-Fi, lector de huellas, USB-C, NFC, GPS + GLONASS…
  • Colores | Negro, gris, azul celeste y rosa.

Un phablet en toda regla… de hace un tiempo

No nos extenderemos demasiado en el tema del diseño, ya que está claro lo que es: es un Xperia XA2 maximizado. Pasamos de unas 5.2 pulgadas de pantalla a unas increíbles 6 pulgadas de diagonal, con un tamaño más que considerable. El apelativo de “Ultra” le viene que ni pintado, ya que nos encontramos con un monstruo de más de 16 centímetros de alto y un peso de más de 200 gramos

Análisis del Sony Xperia XA2: el móvil que me abrió los ojos

En el diseño, respecto al Xperia XA2 tradicional, no vemos apenas cambios; sólo tenemos dos diferencias claras, que son el tamaño (obviamente) y la doble cámara delantera de la que os hablaremos más adelante. Por lo demás, como decimos, el diseño es exacto en todos los aspectos.

De lo que sí nos damos cuenta rápidamente sosteniendo el Sony Xperia XA2 Ultra es que siendo un phablet, carece de las innovaciones en diseño actuales. No tenemos el formato 18:9, manteniendo el clásico 16:9 el cuál hace al terminal un poco más ancho de lo que nos g ustaría. Además, como es clásico en Sony, los marcos no están especialmente optimizados excepto en los laterales.

Análisis del Sony Xperia XA2 Ultra: un gigante, pero no un titán

En mi análisis del XA2 normal, avisé de que aunque este era un terminal compacto, su ergonomía no era la mejor y a veces en la mano o en el bolsillo era un pelín incómodo. En el caso del XA2 Ultra, vemos que esto se multiplica, siendo todo un desafío llevarlo en pantalones ajustados y sosteniéndolo por largos periodos de tiempo.

Esto enlaza a otro detalle que tendréis que tener en cuenta: el terminal, al no tener unos marcos especialmente optimizados y al mantener el ratio clásico de 16:9, vemos cómo su tamaño de pantalla no es tan grande como estaríamos acostumbrados. Es decir, es una gran pantalla, pero quizás en porcentaje y comparándolo con otros como los Huawei P20 de turno vemos que se queda atrás de forma irónica.

Seguimos manteniendo el acabado metálico del XA2, y la misma disposición de botones de volumen, bloqueo y del obturador para la cámara. El lector de huellas en la parte trasera se sitúa en una posición muy buena, siendo accesible a él si salvamos los impedimentos del tamaño.

Lo que sí debemos decir es que a diferencia del Xperia XA2 estándar, el XA2 Ultra es un auténtico tanque. La sensación de robustez es muy superior, y cuando usamos el teléfono sentimos el miedo de que cuando se caiga, no se rompa el teléfono, sino que se rompa la baldosa sobre la que ha impactado.

Análisis del Sony Xperia XA2 Ultra: un gigante, pero no un titán

Este móvil no es para todos los bolsillos ni para todas las manos, pero definitivamente vemos que Sony ha sido demasiado conservadora en esta generación de “Ultra”. Antes, hace un par de años, este dispositivo hubiera sido titánico y hubiera rivalizado directamente con los Galaxy Note de Samsung. Ahora, este XA2 Ultra nos resulta un dispositivo grande, pero aparatoso y mal optimizado.

La cuestión ante los dos XA2 es: ¿cuál me conviene? ¿Qué me da el Ultra frente al XA2 estándar? En esta review, debido al parecido de los dos terminales, nos centraremos en qué nos aporta este aumento de tamaño (y de precio) y qué mercado abarca.

Un phablet claramente enfocado al multimedia

El contraste entre el Xperia XA2 estándar y el Xperia XA2 Ultra radica en el tamaño, pero ¿qué ocurre con la baza principal de los phablets, el multimedia? Este Sony Xperia XA2 Ultra está claramente enfocado a un público, y eso se nota desde el primer minuto que usamos el terminal. La cuestión es si llega a la altura.

Concretamente y sobre el papel, tenemos una pantalla de 6 pulgadas IPS LCD Full HD. Estamos ante, prácticamente, el mismo panel que el Xperia XA2 con su misma tecnología y su mismo acabado. Este smartphone está pensado para que consumamos multimedia con él, pero… hay algunos problemas.

Análisis del Sony Xperia XA2 Ultra: un gigante, pero no un titán

La pantalla del XA2 Ultra no es mala, para nada. Estamos ante un panel que interpreta bien los colores y protegida con Corning Gorilla Glass 3, lo cuál es esencial en este tipo de móviles. El problema es que junto al aumento del tamaño, debería haber acompañado un aumento de resolución, ya que aunque no es un drama, vemos que la resolución Full HD se nos queda corta en este XA2 Ultra.

No tendréis ningún tipo de problema a la hora de visualizar Netflix, YouTube o cualquier tipo de contenido multimedia. Pero la calidad del detalle y del visionado queda lejos de rivales de tamaño “similar” como los Samsung Galaxy S9+ o los Samsung Galaxy Note 8. ¿Es una pantalla que cumple? Sí, lo es. ¿Está a la altura del concepto “phablet”? Ya os decimos que no.

Además, notamos un mal endémico de los terminales de Sony, y es que a plena luz del sol notamos que le falta algo de brillo. Podréis ver bien la pantalla a la luz del día, y sobre todo en interiores podréis consumir el contenido perfectamente en el XA2 Ultra. Pero quizás a las horas más altas del día tengamos algún problema con el brillo.

Es una pena, ya que vemos que Sony no ha querido tirarse a la piscina con sus Ultra de segunda generación, y un aumento de resolución o un cambio de diseño más allá de estirar el terminal hasta sus máximas proporciones (porque no deja de ser eso, un Xperia XA2 aumentado) le hubiera venido genial. Aquí Sony peca de excesivamente conservador, y es una seña para futuros lanzamientos.